Chalecos antibalas, cascos y fuerte resguardo en comicios de Ecuador bajo ola de violencia

Ciudadanos obligados a abrir sus carteras o mochilas al ingresar a los recintos de votación, candidatos que votan ataviados con chaleco antibalas y casco, y un amplio despliegue militar y policial, son algunas de las imágenes que deja la jornadas de las elecciones extraordinarias de Ecuador, que vive momentos críticos de inseguridad.

El mayor nivel de resguardo se registró en torno a Christian Zurita, sucesor del candidato presidencial Fernando Villavicencio, asesinado el pasado 9 de agosto cuando salía de un mitin político en Quito.

Rodeado de policías de élite y de un escudo antibalas desplegable, así como de militares, Zurita acudió a votar en un recinto de Quito, hasta donde llegó en medio de una caravana de vehículos con vidrios polarizados, de motocicletas, y sirenas de seguridad.

El elevado nivel de protección dificultó dar declaraciones a la prensa a Zurita, que portaba un chaleco antibalas y un casco, elementos que usa tras el asesinado de Villavicencio, quien era su amigo personal y colega de varias investigaciones sobre corrupción.

En un comunicado, el movimiento “Construye”, aseveró en la noche del sábado, pocas horas antes del inicio de la votación, que Zurita ha sido “amenazado de muerte”.

“Las amenazas contra las candidaturas, primero de Fernando Villavicencio y ahora contra Christian Zurita Ron, retornan en las redes sociales, con evidente y directa intimidación contra su postulación: ‘Cristian tiembla’, fue el mensaje que escribió en su lista de comentarios un usuario llamado “Cartel Jalisco N.G.”, señaló el comunicado.

Este hecho obliga de forma “urgente e inmediata” a la intervención del presidente de la República, Guillermo Lasso, y de Fiscalía General del Estado para que garantice la vida de Zurita, cuya candidatura la calificó el Consejo Nacional Electoral (CNE), pero está a la espera de su inscripción en firme.

Violencia sin precedentes

Las autoridades habían pedido a los ciudadanos acudir a votar sin mochilas u otros elementos parecidos, por lo cual, quienes portaban esos elementos, carteras o similares debían abrirlos a pedido de los militares y en presencia de policías, como lo constató EFE.

Estas elecciones extraordinarias se dan en medio de la peor crisis de seguridad de Ecuador, inmerso en una ola de violencia que las autoridades atribuyen al crimen organizado y al narcotráfico, que ha hecho que el país pase en cinco años de 5,8 a 25,32 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2022, la cifra más alta de su historia.

Por ello, también en la costera provincia de Santa Elena, el candidato Daniel Noboa, acudió a votar rodeado de sus seguidores, pero con chaleco antibalas.

Otro panorama se vivía en torno al candidato indigenista y ecologista Yaku Pérez, quien acudió a votar en el sur del país acompañado de su madre y sus dos hijas: “No tengo chaleco antibalas, lo que tengo es chaleco anticorrupción, antidelincuencia”, dijo en una rueda de prensa.

El candidato Jan Topic, cuya familia es dueña de una de las empresas de seguridad más grandes y tecnológicas del país, también lució tranquilo e incluso llevó a su pequeña hija en hombros mientras se dirigía a votar en Guayaquil, considerada una de las ciudades más peligrosas del país al encontrarse allí el principal puerto del país.

Si bien Topic iba acompañado de su esposa y de sus otros dos hijos menores de edad, alrededor de ellos también había una nutrida escolta con lista con escudos antibalas desplegables.

Tranquilidad en las primeras horas

La presidenta del CNE, Diana Atamaint, aseguró que hubo “absoluta normalidad” en las primeras horas de la jornada de votación, algo que corroboró la misión de observadores electorales de la Organización de Estados Americanos (OEA).

En declaraciones a la prensa, el ministro del Interior, Juan Zapata, destacó que el hecho de que las Fuerzas Armadas se hayan apostado desde el pasado miércoles en los recintos electorales, ha facilitado los trabajos de seguridad.

“Nos alegra mucho que cada vez, que van pasando los minutos, la ciudadanía va, de manera más masiva, hacia los recintos electorales. Esperemos que esta dinámica vaya hasta las cinco de la tarde”, cuando cierran las mesas electorales, dijo.

A su turno, el comandante general de la Policía, Fausto Salinas, indicó que en la mañana no hubo “novedades críticas”, aunque se registraron tres “amenazas, que fueron totalmente descartadas” en la provincia costera del Guayas y la andina de Tungurahua.

Fuente: El Peruano 

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *