Escasez de agua en Uruguay

Uruguay atraviesa la peor crisis hídrica de su historia y convive con una prolongada sequía que llevó a que prácticamente se agotara el agua dulce de la principal reserva que abastece a Montevideo.

Pese a que en los últimos días la represa de Paso Severino pudo aumentar su caudal de agua, lo cierto es que hasta la fecha solo tiene poco más de 1 millón 500,000 de los 67 millones de metros cúbicos que tenía en su embalse en noviembre del 2022.

De acuerdo con esto, el Río Santa Lucía y el Río de la Plata son ahora los dos principales encargados de hacer que el agua llegue a los departamentos (provincias) de Montevideo y Canelones a través de la planta potabilizadora de Aguas Corrientes.

Ubicada a 56 kilómetros de la capital del país, esta abastece a cerca de 1 millón 700,000 de los aproximadamente 3 millones 500,000 personas que habitan el país sudamericano.

La llegada de agua desde esos dos ríos llevó a que el sodio y el cloruro del agua que sale por los caños aumentara, algo que fue autorizado por el Ministerio de Salud Pública en abril.

A la fecha, los valores máximos permitidos son de 720 miligramos de cloruro por litro de agua y de 440 miligramos de sodio por litro de agua.

“Cuando te cepillas los dientes es horrible, se siente el agua salada, ¡es asquerosa!”, dice Isabel Moreira, mientras se prepara un mate con agua mineral en su casa en Montevideo.

No obstante, ante este hecho la cartera hizo diversas recomendaciones sobre el consumo de esta en niños, mujeres embarazadas y personas con determinadas enfermedades.

Escasez

En el Centro de Montevideo, Nicolás Pérez está a cargo de un comercio que aumentó fuertemente sus ventas de agua embotellada, exonerada de impuestos desde el mes pasado.

“Por persona se han llevado hasta 8, 12 [bidones de entre 6 y 10 litros]. Después tenemos locales, restaurantes y algún hotel que se han llevado hasta 20”, cuenta.

Un cartel en el Ejido Bar busca dar tranquilidad a los clientes.

Desde el café hasta la pizza y el fainá, “la elaboración de todos los productos sale con agua mineral”, asegura el encargado, Federico Peinado.

En el Parque Batlle, el principal de la ciudad, el primer pozo perforado por OSE para extraer agua subterránea produce unos 30,000 litros por hora, que se distribuyen en camiones cisterna a los hospitales.

Desde principios de julio, el Gobierno paga dos litros de agua embotellada por día a más de 500,000 personas vulnerables que residen en el área metropolitana.

Emergencia

El 19 de junio pasado, el Gobierno de Uruguay decretó la emergencia hídrica en el área metropolitana. Y a finales del 2022 se decretó una emergencia agropecuaria para la ganadería, la lechería, la horticultura, la fruticultura y la agricultura por una prolongada sequía. Esta última decisión fue acompañada por diversas medidas como la entrega de partidas de dinero para la compra de agua a determinados grupos de sectores vulnerables y la exoneración impositiva para el agua embotellada.

Esto llevó a que un bidón de 6.25 litros de agua pasara de 3.27 dólares a 2.25 dólares.

Además, se anunció la creación del Fondo de Emergencia Hídrica y la construcción de una obra para llevar agua del río San José a planta potabilizadora de Aguas Corrientes.

El 20 de junio pasado, Obras Sanitarias del Estado, el organismo estatal responsable del abastecimiento de agua potable en todo el territorio, comenzó a ejecutar dicha obra, que se espera que esté terminada en los últimos días de julio o en los primeros de agosto.

Para poder llevarla a cabo se importan caños desde Brasil que permitirán construir una tubería de 13.5 kilómetros con capacidad para llevar entre 150,000 y 200,000 metros cúbicos de agua dulce por día.

Por otra parte, en los últimos días, las lluvias ayudaron a que aumentaran las reservas de agua dulce.

Según el Instituto Uruguayo de Meteorología, entre el 4 de julio y el 7 de julio el acumulado de agua fue de 39.2 milímetros en Paso Severino y de 40.5 milímetros en la parte más próxima a Aguas Corrientes del Río Santa Lucía. No obstante, el informe de Tendencias Climáticas para julio, agosto y setiembre que presentó sostiene que la probabilidad de precipitaciones para el sur del país es más baja de lo normal.

El problema del agua también ha generado discusiones y opiniones en el país sudamericano.

A nivel político, el oficialismo y la oposición se han acusado mutuamente por obras que no se llevaron a cabo en el pasado.

 

Mientras tanto, una encuesta hecha entre el 21 y el 28 de junio por la empresa Factum mostró que el 41% de quienes respondieron opina que la responsabilidad de lo que sucede es del actual Gobierno y también de los anteriores.

Por su parte, un 15% cree que es del actual Gobierno por suspender la represa que se podía construir en la localidad de Casupá y un 32% asegura que es de anteriores gobiernos por no haber hecho esa obra u otras. Un 11% no adjudicó responsabilidades y apuntó que lo que sucede es un fenómeno de la naturaleza.

En el ámbito internacional, en los últimos días los presidentes de Argentina y Venezuela hablaron sobre la situación de Uruguay e incluso ofrecieron su ayuda.

No obstante, el argentino Alberto Fernández comentó que no sale agua cuando se abren los caños en Montevideo, lo que generó una dura réplica por parte del mandatario uruguayo, Luis Lacalle Pou.

“Puede ser dos razones: mala intención, que la descarto, o por ignorancia, simplemente “, respondió tras ser consultado. 

Restricciones

Desde febrero del presente año, la empresa Obras Sanitarias del Estado (OSE), proveedora de agua en Uruguay, resolvió restringir el uso de agua potable para fines “no esenciales” en buena parte del país ante la situación de “sequía”.

La escasez de precipitaciones ha agudizado la situación, provocando un continuo descenso de los embalses y cursos que se utilizan como fuente de abastecimiento, razón por la cual se prohibió el uso de agua potable para fines no prioritarios como riego, lavado de veredas y patios exteriores, lavado de vehículos por parte de particulares y llenado de piscinas, explicó OSE en un comunicado.

Dato. 2 litros de agua embotellada por día financia el gobierno para 500,000 personas. (Efe)

 

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *