Qué hay detrás del sorpresivo llamado de Putin a “detener la tragedia” en Ucrania

Internacional

Qué hay detrás del sorpresivo llamado de Putin a “detener la tragedia” en Ucrania

Mientras el mundo giró su atención a lo que sucede en Gaza, el líder ruso hizo un sorpresivo llamado ante los líderes del G-20. Qué es lo que pretende realmente

Vladimir Putin volvió a jugar su carta de ambigüedad ante sus colegas del G-20 esta semana. Dijo por primera vez desde que comenzó la invasión a Ucrania hace 21 meses que había que pensar en cómo “detener la tragedia” de la guerra. “Por cierto, Rusia nunca ha rechazado las conversaciones de paz con Ucrania”, aclaró. ¿Sacó Putin la bandera blanca? ¿Quiere una mesa de negociaciones?, se preguntaron de inmediato todos los que estaban conectados a esta cumbre virtual organizada por el primer ministro indio, Narendra Modi. Con las horas, se hizo evidente que lo que busca Putin es que Occidente empuje a Ucrania a negociar aprovechando el cansancio que provoca la guerra y el hecho de que apareciera otro grave conflicto, el de Gaza, “compitiendo” por la atención del planeta.

Otro invierno en guerra en la estepa ucraniana será muy doloroso y costoso para todos. Fuentes gubernamentales estadounidenses sugieren que Rusia puede haber sufrido 120.000 muertos y entre 170.000 y 180.000 heridos. Las cifras ucranianas son de 70.000 muertos y 120.000 heridos. Los ataques sin mayor sentido contra edificios y centros comerciales ucranianos por parte de los rusos por segundo año consecutivo están haciendo mella en la población civil ucraniana que hasta el momento se mostró muy estoica. Y ni hablar de los aliados occidentales que ya entregaron 160.000 millones de dólares en ayuda. La economía rusa también comienza a tambalear en algunos sectores. La “guerra eterna” no parece ser “negocio” para nadie. Y en esa grieta es donde se metió Putin.

Siempre hay que recordar que cuando todo esto empezó en febrero de 2022, Putin había planificado tomar Kiev en tres días y el resto de Ucrania en seis semanas. Estaba convencido de que el comediante venido a presidente, Volodimir Zelensky, no iba a poder organizar una resistencia efectiva de ninguna manera. La sorpresa para el Kremlin fue mayúscula cuando las fuerzas ucranianas no solo resistieron, sino que acorralaron a las muy superiores tropas rusas en el oeste y suroeste del país. No menos sorpresa para el Kremlin fue la unanimidad de Europa y estados Unidos en ayudar a Ucrania y enfrentar la invasión como un peligro para las democracias liberales del planeta.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *