Un refugiado sirio hiere con un cuchillo a cuatro niños y dos adultos en un parque infantil en Francia

Internacional

Un refugiado sirio hiere con un cuchillo a cuatro niños y dos adultos en un parque infantil en Francia

Todos los menores se encuentran en grave estado, el hecho se dio en Francia

Drama aterrador en la localidad vacacional francesa de Annecy. Un refugiado identificado como Abdalmasih H. hirió con un cuchillo a seis personas, cuatro de ellas niños, en un parque de esta ciudad del centro-este de Francia. De las seis víctimas, todas ellas con heridas graves, cuatro son niños de entre 22 meses y tres años. Los cuatro pequeños se encuentran ingresados y en un estado de “urgencia absoluta”, indicaron las autoridades.

Los hechos ocurrieron a las 9.45 horas cerca del lago de Annecy, una localidad acomodada y de veraneo cercana a la frontera con Suiza. La policía detuvo al atacante pocos minutos después de la agresión. “De momento, no disponemos de elementos que nos hagan pensar en motivaciones terroristas”, aseguró la fiscal de Annecy, Line Bonnet-Mathis, en declaraciones a la prensa a primera hora de la tarde.

El autor de los hechos es un refugiado sirio en Suecia, de 31 años, y que se presentó a la policía como “un cristiano de Siria”. No estaba fichado y tampoco tenía antecedentes conocidos de problemas de salud mental, según los datos iniciales de la investigación. Por ahora, se desconocen las motivaciones del ataque, que está siendo investigado como un intento de homicidio.

La mayoría de las víctimas estaban de visita en la turística localidad de Annecy. Uno de los pequeños tiene la nacionalidad británica y otro, neerlandesa. “Se trata de un acto odioso y difícil de calificar. (…) Cuando afecta a los niños, esto toca nuestra fibra más profunda”, declaró la primera ministra, Élisabeth Borne, que se desplazó al lugar de los hechos junto con el ministro del Interior, Gérald Darmanin. “La investigación nos permitirá precisar el recorrido y el perfil” del atacante, añadió.

Un “cristiano de Siria”

El agresor dijo a la policía ser un “cristiano de Siria”. Durante un video de la agresión, se le ve gritando en inglés “en nombre de Jesucristo”. Está casado y tiene una hija de 3 años con una mujer sueca, de la que se había separado hacía unos meses.

Él vivía desde hacía 10 años en el país escandinavo, donde le concedieron el asilo. Había viajado de manera legal a Francia recientemente, donde no disponía de un domicilio fijo. Durante su arresto, iba vestido con un pantalón corto, un jersey negro y con un pañuelo en la cabeza. También llevaba encima una cruz y un libro con rezos cristianos.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *