Personal de salud camina dos horas para atender a gestante en remoto caserío 

En un acto que pone de manifiesto la entrega del personal de salud en zonas rurales del país, un equipo conformado por el obstetra Diego Soto Malpartida y los técnicos Wilmer Calixto Javier y Priscila Garay Bravo, del Puesto de Salud Illahuasi en Huamalíes (Huánuco), caminó dos horas bajo intensas lluvias para brindar auxilio a una madre en labores de parto complicado en el alejado caserío de Llaype.

La oportuna intervención, que incluyó el descenso a pie por una accidentada geografía, permitió el nacimiento sin contratiempos de una saludable niña. «El año pasado no tuvimos muertes maternas gracias al seguimiento riguroso de embarazadas. Ese es nuestro compromiso», afirmó el Dr. Soto Malpartida.

Tras el parto, ambas fueron trasladadas al Puesto de Salud de Puños para evaluación. Cabe destacar que Llaype está considerado como uno de los parajes más remotos e inaccesibles del distrito.

Este episodio visibiliza los retos a los que se enfrenta el personal sanitario destacado en áreas rurales del país, muchas veces sorteando condiciones geográficas y climatológicas adversas, con el objetivo de prevenir mortalidad materna mediante una atención obstétrica oportuna.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *