Comisión Interamericana de Derechos Humanos escuchó testimonios de detenidos en protestas de Cusco

(Jueves 22/12/2022).- Desde el inicio de la crisis social en el país, 28 personas han fallecido mientras que cientos de civiles y efectivos policiales resultaron heridos. Además, hay un número indeterminado de manifestantes que fueron detenidos y ahora figuran como denunciados por causar disturbios. Ante esta situación, la secretaria ejecutiva de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Tania Reneaum Panszi, y otros tres miembros del organismo internacional arribaron a la ciudad de Cusco.La finalidad fue escuchar a los distintos actores sociales e instituciones sobre su participación en las masivas protestas ciudadanas iniciadas desde hace nueve días, así como a las personas que habrían sido detenidas arbitrariamente y posteriormente denunciadas por diversos delitos.La CIDH es un órgano adscrito a la Organización de Estados Americanos (OEA). Vela por la protección y promoción de los derechos humanos en estados miembros de dicha organización, entre ellos Perú.Desde las 8.00 a. m. de este miércoles 21 de diciembre, los miembros se reunieron con representantes de la Defensoría del Pueblo y luego con el gobernador regional de Cusco, Jean Paúl Benavente. A las 11.30 a. m. recibieron a los generales de la Séptima Macro Región Policial Cusco y de la Quinta Brigada de Montaña del Ejército Peruano. Posteriormente, se vieron con representantes del Poder Judicial y del Ministerio Público, cita que tuvo lugar en la oficina de Relaciones Exteriores ubicada en la plaza Limacpampa.Finalmente, desde las 3.00 p. m., la delegación se reunió con dirigentes sociales y personas afectadas por la represión policial ocurrida en Cusco. Entre las organizaciones que participaron en la cita estaban la Federación Departamental de Trabajadores, la Asamblea de Regional de Jóvenes, la Fartac, el sindicato de trabajadores de construcción civil, entre otras.También estuvieron presentes dos ciudadanos que fueron detenidos durante 48 horas tras supuestamente causar disturbios durante las movilizaciones del 14 de diciembre en Cusco. Marco Antonio Gallegos Qqueccaño y Cipriano Quispe Laura denunciaron que fueron encarcelados arbitrariamente por la Policía a pesar de que, según ellos, no participaban de las protestas ciudadanas y mucho menos causaron actos de vandalismo.La República conversó con Cipriano Quispe, quien relató a la CIDH la forma cómo fue detenido cuando transitaba junto a su hijo de 16 años por inmediaciones de la avenida Costanera (Wanchaq). Después de esto fue trasladado a la comisaría de Ttio con otras 14 personas que, de acuerdo a su testimonio, habrían sido agredidas por efectivos de la PNP.“Cuatro efectivos me detuvieron y, a pesar de que no me resistí, me esposaron. Ya en el piso me dieron tres a cuatro patadas cada uno. En la puerta de la comisaría mi hijo trató de defenderme, pero también lo golpearon con varazos. Dentro de la comisaría a todos nos maltrataban, patadas, varazos y puñetes por cualquier reclamo que hacíamos o no te parabas bien, nos daban patadas”, expresó.Tras esos hechos, Cipriano fue trasladado hasta la comisaría de Cusco, donde permaneció detenido durante 48 horas. Además de él, hay un número indeterminado de ciudadanos que fueron denunciados por la Fiscalía de cometer disturbios contra la propiedad pública y privada. Dicha cifra no fue hecha pública por la Policía en Cusco.Durante las manifestaciones del 14 de diciembre y posteriores, los dirigentes en todo momento reiteraron el llamado a realizar movilizaciones pacíficas, hecho que fue destacado por Pedro Vaca, el relator especial para la libertad de expresión de la CIDH.Fuente: La República  

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *