La OMS incluye a la subvariante JN.1 del coronavirus, que desciende de Pirola, mientras los casos crecen en EE.UU.

(Viernes 12/01/2024).- La Organización Mundial de la Salud sumó la subvariante JN.1 del coronavirus a su lista de “variantes de interés”, aunque aclaró que el riesgo adicional de esta nueva cepa para la salud pública mundial es bajo.“Debido a su rápida propagación”, la OMS tomó medidas para diferenciar a JN.1 de su antecesora BA.2.86, otra variante de interés, informó la agencia este martes en X, anteriormente Twitter. “Según la evidencia disponible, el riesgo adicional para la salud pública mundial que representa JN.1 se considera actualmente bajo. A pesar de esto, con la llegada del invierno en el hemisferio norte, JN.1 podría aumentar la carga de infecciones respiratorias en muchos países”, advirtió la organización.Subvariante JN.1 del coronavirus: características, síntomas, casos y vacunasJustamente, la subvariante JN.1 está causando alrededor del 20% de los nuevos casos de covid-19 en EE.UU. y es la cepa del virus de más rápido crecimiento, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de (CDC, por sus siglas en inglés). Ya es dominante en el noreste del país, donde se estima que causa alrededor de un tercio de las nuevas infecciones.Los expertos que rastrean variantes señalan que esperan que se convierta en la variante líder en todo el mundo en unas semanas.¿De dónde viene?La variante JN.1 desciende de la BA.2.86, o Pirola, una subvariante que llamó la atención del mundo durante el verano debido a la gran cantidad de cambios en sus proteínas de pico: más de 30. Los científicos temían que estuviera tan mutada que pudiera escapar por completo de la protección de las vacunas y los anticuerpos contra el covid-19, quizás provocando otro maremoto de enfermedades como lo hizo la variante omicron original en 2021.Eso nunca sucedió, pero BA.2.86 se mantuvo y creció muy lentamente en algunos países, incluido Estados Unidos. Algunos estudios sugirieron que nunca despegó porque pudo haber perdido parte de su capacidad para infectar nuestras células.Ingresa JN.1, que está a dos generaciones de distancia (una nieta, por así decirlo) de BA.2.86. JN.1 tiene solo un cambio en su proteína de pico en comparación con su antepasado, pero eso parece haber sido suficiente para convertirlo en un virus más rápido y en mejor forma.Los CDC estiman que la prevalencia de JN.1 se duplicó con creces en Estados Unidos entre finales de noviembre y mediados de diciembre. Parece estar recibiendo ayuda de los viajes de vacaciones y de la disminución de la inmunidad.”Si solo miro la curva de crecimiento, veo que está aumentando bastante y parece coincidir con la pausa del Día de Acción de Gracias en términos de calendario”, dijo el Dr. Shishi Luo, director de enfermedades infecciosas de la empresa de secuenciación genómica Helix.Los rastreadores de variantes dicen que esperan que se convierta en la variante de coronavirus líder en todo el mundo en cuestión de semanas.”Ya está bastante claro que es altamente competitivo con las variantes XBB existentes y parece que está en camino de convertirse en el próximo tipo de grupo de variantes globalmente dominante”, dijo el Dr. T. Ryan Gregory, biólogo evolutivo de la Universidad de Guelph en Ontario, que ha estado siguiendo la evolución del virus que causa el covid-19.La mutación en el pico de JN.1 se encuentra en una posición que, según Gregory, parece ayudar al virus a escapar de nuestra inmunidad.Estudios realizados por investigadores de la Universidad de Columbia y en China sugieren que hay aproximadamente una disminución del doble en la capacidad de nuestros anticuerpos para neutralizar esta subvariante. Aunque no se trata de una caída enorme, podría presagiar otra ola de infecciones en el horizonte.Varios países de Europa (incluidos Dinamarca, España, Bélgica, Francia y los Países Bajos) han experimentado un crecimiento exponencial del JN.1 y, con él, un aumento de las hospitalizaciones. También está creciendo rápidamente en Australia, Asia y Canadá.Eso también está sucediendo en Estados Unidos, gracias a la disminución de la inmunidad. Demasiados estadounidenses han optado por renunciar a la última ronda de vacunación contra el covid-19, y es posible que también la hayan dejado pasar el año pasado. Como resultado, su inmunidad no ha tenido las mejoras importantes que ayudan al cuerpo a defenderse de las peores consecuencias de las infecciones por covid-19.Hasta el 9 de diciembre, sólo alrededor del 18% de los adultos habían recibido la última vacuna covid-19, aproximadamente la misma proporción baja de la población que la recibió el año pasado, según los CDC.Los CDC han pedido a los médicos que trabajen más duro para vacunar a sus pacientes, enfatizando que no es demasiado tarde en la temporada para beneficiarse de las inyecciones.Los CDC también advirtieron que en las últimas cuatro semanas las hospitalizaciones por covid-19 han aumentado un 51%. Dado que las tasas de hospitalización por gripe y VRS también están aumentando, la agencia señaló que un aumento continuo podría sobrecargar la capacidad hospitalaria.La buena noticia es que un estudio reciente del laboratorio del Dr. David Ho en la Universidad de Columbia encontró que la actual vacuna covid-19, que fue diseñada para aumentar la capacidad del cuerpo para combatir la familia de variantes XBB, también ofrece una buena protección contra BA. 2.86 y sus derivados, incluido JN.1.Ese hallazgo “respalda firmemente la recomendación oficial de aplicar ampliamente las vacunas covid-19 actualizadas para proteger aún más al público”, escribieron los autores del estudio.La semana pasada, la Organización Mundial de la Salud emitió una declaración apoyando las vacunas covid-19 mejoradas contra XBB.1.5 debido a la amplia protección que ofrecen contra una variedad de variantes.“Menos personas reciben el refuerzo y menos personas reciben Paxlovid”, un antiviral que puede reducir el riesgo de hospitalización y muerte por covid-19, dijo el Dr. Alex Greninger, subdirector del Laboratorio de Virología Clínica de la Universidad de Washington.”Hubo mucho trabajo para conseguir esas vacunas y conseguir que esos medicamentos estuvieran disponibles, por lo que es muy triste cuando esas herramientas no se utilizan”, dijo.Fuente: CNN

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *